Estiman que España tendrá más de 700.000 nuevos pobres por el coronavirus

Las consecuencias de la pandemia de coronavirus derivarán en otra crisis económica y social en España, donde el número de personas pobres puede aumentar en más de 700.000, mientras 23 multimillonarios vieron crecer sus fortunas, según un estudio publicado hoy por la ONG Oxfam Intermón, que aconsejó un impuesto a los ricos para paliar la situación, entre otras medidas.

En su estudio “Una reconstrucción justa es posible y necesaria”, la organización asegura que el coronavirus tuvo un grave impacto, al causar más de 28.000 muertes, pero, además, deja una huella de graves daños económicos y sociales que se han distribuido de manera muy desigual e injusta, y que a largo plazo, “podrían llegar a ser más graves que la pandemia en sí misma”.

Oxfam advierte que “los trabajadores esenciales, que han trabajado en primera línea de la lucha contra la Covid-19 en hospitales, residencias de mayores, comercios o transporte, agricultores, entre otros, son los primeros afectados”.

Y entre ellos, las mujeres, que representan el 70% de los trabajadores con salarios más bajos.

Pero además alerta de los efectos devastadores para los inmigrantes en general y las mujeres inmigrantes en particular, que son el eslabón más débil, ya que, la ONG estima que el desempleo entre estas personas se va multiplicar por diez respecto a los trabajadores nacionales.

Según las estimaciones de Oxfam, la brecha de la desigualdad podría crecer incluso más allá de lo que creció con la crisis financiera internacional del 2008.

La entidad pide medidas para paliar la situación como aplicar una fiscalidad progresiva, un gravamen a las grandes fortunas y también garantizar los derechos laborales a las personas migrantes.

“Con un aumento esperado de la tasa de desempleo del 13% al 19%, además de una caída del PBI del 9% durante el año 2020, estimamos que el número de pobres en España podría aumentar en más de 700.000 personas, hasta alcanzar los 10,8 millones de personas”, dice el estudio.

Esto supone un incremento de la pobreza relativa de 1,6 puntos, hasta alcanzar al 23,1% de la población (frente al 21,5% antes de la Covid-19).

Sin embargo, estos números pueden llevar a engaño, pues la fuerte caída en el PBI también supone una importante caída del umbral de pobreza.

“Considerando constante el umbral de pobreza, la pobreza relativa podría llegar a alcanzar al 26%, es decir, más de 12,3 millones de personas”, subraya la ONG.

Las estimaciones apuntan también a un importante incremento de la desigualdad.

“En términos relativos, el decil más pobre podría llegar a perder, en términos proporcionales, más de ocho veces la renta que pierde el decil de renta más alto”, sostiene el estudio.

Asimismo, cuando analiza la distribución de la riqueza, la ONG señala que entre el pasado 18 de marzo y principios de junio, los milmillonarios españoles de la lista Forbes han visto aumentar el valor de su riqueza en algo más de 19.200 millones de euros.

Si bien Oxfam reconoce que el gobierno ha puesto en marcha medidas importantes para enfrentar la crisis y celebra la aprobación del Ingreso Mínimo Vital, asegura que “aún hay mucho por hacer”, y subraya que es necesario que la fase de “reconstrucción” no se sustente en políticas que deriven en una mayor precariedad y adelgacen las prestaciones públicas.

En ese sentido, la ONG propone que España mejore su recaudación mediante un sistema más progresivo, para equipararse así con la media de los países de la Unión Europea, y que introduzca un impuesto a las grandes fortunas, así como una reforma del los impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *