Por varias irregularidades despidieron a tres empleados de la CEML del Alcázar

Luego de desarrollar investigaciones en el centro de cómputos de la Cooperativa de Electricidad de Montecarlo que tiene su sede en El Alcázar, se pudo deteminar la existencia de varias irregularidades por parte de un grupo de empleados.

Según detallaron en un informe realizado por el Consejo de Administracion las fallas en datos se detectaron en la provisión de energía y agua potable y en todas “se exponen faltas del personal hacia la Cooperativa” donde, explican, era una práctica habitual que los mismos “se excluyeran del sistema general de lectura de los medidores”.

Se pudo encontrar gran cantidad de medidores rotos, manipulados o con precintos cambiados. En el comunicado informaron que el “descontrol” mayor es en al área de agua potable y comentaron que en uno de los casos, se pudo comprobar que uno de los empleados contaba con una “falta de lectura de más de 16 años”.

Además aún no se pudo comprobar la cantidad de conexiones con anemolías en toda la ciudad pero según estiman, supera el 20% y este número podría aumentar lo que significa una pérdida económica importante para la Cooperativa.

Por estas razones se decidió que tres de los seis empleados fueran despedidos y otros tres hasta el momento están suspendidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *