La tercera cumbre de las dos Coreas: el mismo desafío tras 11 años y 5 pruebas atómicas

El acuerdo firmado en la cumbre de 2007 por el presidente surcoreano, Roh Moo-hyun, y el líder norcoreano, Kim Jong Il, que contemplaba cerrar las instalaciones nucleares de Corea del Norte y al que le siguieron cinco ensayos atómicos de Pyongyang en 10 años, dan una idea del tamaño del desafío que enfrenta la cita de mañana en Panmunjon.

Casi 11 años después de aquella última cumbre, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder del aislado país comunista, Kim Jong-un, repetirán mañana el rito para tratar de poner en caja el desarrollo nuclear norcoreano y, al igual que en 2007 en Pyongyang, sustituir el actual acuerdo de armisticio de la guerra entre ambos países con una paz permanente.

En 2003, Corea del Norte se retiró del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) al que había adherido en 1985, reactivó sus instalaciones nucleares y blanqueó la posesión de armas atómicas. Un año antes, el entonces presidente estadounidense George W. Bush ya había incluido al país asiático, junto a Irán e Irak, en el “eje del mal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *